Publicado por: Coceta
Andalucía | Jue 14 - Sep - 2017

Radiografía de la Economía Social en Andalucía: empresas más grandes, más igualitarias y con mejor empleo


FAECTA/ La Federación Andaluza de Empresas Cooperativas  de Trabajo Asociado (FAECTA) ha puesto en valor los datos extraídos del Informe Económico 2016 que elabora la Consejería de Economía de la Junta de Andalucía  donde se revela que las empresas andaluzas de economía social y el empleo que generan presentan características estructurales que lo diferencian del resto del tejido empresarial. Estas diferencias son su mayor dimensión relativa, mayor orientación industrial y una contribución a la creación de empleo de más calidad, favoreciendo la igualdad, la estabilidad y la incorporación de la juventud al mercado laboral. Por estos motivos “constituyen un importante recurso para la reorientación del modelo productivo de Andalucía”, según recoge este informe.

Desde la propia Federación siempre se ha subrayado la capacidad de las cooperativas para promover un cambio de modelo económico alejado de la especulación, en el que priman las personas y que se sustenta en el empleo estable y en valores democráticos, participativos e igualitarios. Asimismo, FAECTA ha reiterado que el cooperativismo es un modelo económico que permite el ejercicio activo de la ciudadanía y que apuesta por el bienestar de la comunidad, a lo que se une su capacidad para ofrecer respuestas en materia de vivienda, trabajo, consumo y servicios.

Andalucía es la región española con más presencia de la economía social, tanto en número de empresas (20,1% del total nacional), como de trabajadores (18,6% del total nacional), lo que supone una clara especialización en el ámbito nacional, al ser estos pesos superiores a los que tiene la región en otras magnitudes, como PIB (13,7%), tejido empresarial (15,1%) u ocupación (15,4%).

Características de las empresas de economía social

En relación con las principales características estructurales de la economía social, la dimensión media de sus empresas es de 11,5 empleados en 2016, casi el triple que en el tejido empresarial andaluz (3,9 trabajadores por empresa). Hablamos de un tejido empresarial que está relativamente más orien-

tado a la industria, como se desprende del hecho de que en el año 2016 el 17,7% de las personas  empleadas en economía social trabaja en este sector, con lo que el peso del sector industrial en la economía social duplica al que tiene en el conjunto de la economía andaluza (8,8% del empleo total).

Además, en el mercado de trabajo, destaca la participación más igualitaria de hombres y mujeres en el empleo, ya que el 46,9% de sus trabajadores son mujeres y el 53,1% hombres (43,2% y 56,8%, respectivamente, en el conjunto del mercado laboral).

Respecto a la estabilidad en el empleo, el 59,9% de los trabajadores  tiene contrato indefinido, mientras que en el mercado laboral representan el 52,7% del empleo total. Además, el 6,5% de los empleados/as en la economía social tiene menos de 25 años, frente al 4,2% de media en el mercado de trabajo.

Por tanto, según concluye el informe de la Secretaria General de Economía de la Consejería de Economía y Conocimiento, las empresas de economía social en Andalucía tienen niveles de empleo más elevados que la media, siendo este empleo más igualitario entre hombres y mujeres, con mayor presencia de jóvenes, más estable y con mayor orientación al sector industrial.

Teniendo en cuenta el potencial que presentan las empresas de economía social, tanto en su  vertiente social (son más autónomas, transparentes, democráticas y participativas) como en su vertiente estrictamente económica, la Agenda por el Empleo de Andalucía 2020 tiene entre sus objetivos potenciar a estas empresas como un instrumento al servicio de la reorientación del modelo productivo en Andalucía, según recoge el Informe Económico 2016.

Pin It