Publicado por: Coceta
Comunidades Autónomas / Navarra | Mie 14 - Mar - 2018

ANEL comparte experiencias de mujeres que emprenden en la Economía Social

ANEL./ El importante papel de las mujeres en la creación de empleo y en el emprendimiento fue el protagonista de la jornada celebrada por la Asociación Navarra de Empresas Laborales (ANEL) en Cintruénigo, en colaboración con el Ayuntamiento de esta localidad.

En el encuentro con el lema “emprender en femenino” permitió, además, visibilizar a las mujeres de las empresas de Economía Social a través de las representantes de empresas asociadas a ANEL, Amaya Sanz de Mediación Navarra, sociedad Microcooperativa; Ana Isabel García de Crea Montessori, iniciativa que está en la Cooperativa de Emprendedores de ANEL y Paula Brocos de Gráfica Brocos, sociedad Microcooperativa.

A partir de su experiencia se transmitieron los elementos clave del modelo de Economía Social a la treintena de personas que asistieron al evento. Todas ellas destacaron que sus empresas ponen el foco en las personas.

En el caso de Mediación Navarra su paso por la Cooperativa de Emprendedores previo a constituirse como empresa les permitió darse cuenta de que en el momento inicial no eran “mujeres emprendedoras” eran “mujeres desempleadas que querían trabajar”. Pero que fueron comprobando como su idea de negocio daba lugar a una empresa, en un proceso por el que de un proyecto individual pasaban a ser un proyecto colectivo (tres socias) y se iban convirtiendo en empresarias.

Por su parte, Paula Brocos de Gráfica Brocos explicó como después de aproximadamente año y medio han incorporado a una persona en su plantilla y desde el principio han cuidado su “acogida, para que se sienta parte de la empresa”. Ellos habían vivido una experiencia cooperativa en su país de origen, Argentina, y tenían muy claro las bondades de este modelo empresa: “Las empresas las hacen las personas que participan en las mismas”.

Ana Isabel García de Crea Montessori apuntó que dada su actividad “desarrollamos personas” y ponía el ejemplo de que como los niños empiezan pintando una flor y pueden terminar dibujando un prado. “Les ayudamos a sacar lo que llevan dentro, porque lo llevan, nosotros no se lo damos”, añadió. Un símil que puede servir para ver el desarrollo que el socio-a puede tener en una empresa de Economía Social. “Empiezas creando tu empresa, pensando solo en que vas a tener un puesto de trabajo, para pasar a ser administrador y desarrollar funciones de gestión”.

Participación e implicación

Otro aspecto que se abordó es como la participación en el proyecto les lleva a adquirir compromisos, que van más allá de lo empresarial. Son compromisos sociales.

En el caso de Mediación Navarra el compromiso ha sido con la propia ANEL, ya que actualmente forma parte de la Junta Directiva de la asociación. “Es una manera de devolver todo lo que ha supuesto para nosotras pasar por la Cooperativa de Emprendedores”, explicó Amaya Sanz. De esta forma dedican su tiempo a fines sociales que repercuten directamente en otras personas, en otras empresas.

Por su parte, Ana Isabel García de Crea Montessori cree que es un modelo que les lleva a cooperar. Así colabora desde el comienzo con profesionales que con sus aportaciones enriquecen su actividad lo que “de manera natural les va a llevar en un futuro a formalizar alianzas con otras empresas y entidades”. Tiene claro que “las personas que colaboran dan lugar a empresas que cooperan”.

Y por último, también destacaron la vinculación con el entorno y el compromiso con la sociedad donde se implantan. Paula y Juan Manuel de Gráfica Brocos son un ejemplo claro de “sucesión empresarial” ya que “de casualidad” tuvieron conocimiento de que una empresa de artes gráficas cerraba por jubilación de sus propietarios. Ellos decidieron “levantar la persiana” y dar continuidad al negocio diversificando actividad. De esta forma, una empresa abocada al cierre sigue “generando riqueza en el pueblo y creando empleo”. No solo eso, un año más tarde consideran que es estratégico para el negocio relacionarse con las personas de la localidad, conocer la cultura de la zona e integrarse socialmente, por lo que han decidido trasladar su domicilio de Olvega en Soria a Corella.

Como apunta Gemma Merino, técnica de ANEL, entre las conclusiones del encuentro está que las empresas de Economía Social son “empresas con alma” concretamente la de los socios-as trabajadores-as. Están gestionadas en base a principios con “especial importancia del papel de las personas y el compromiso social. Valores que pueden transformarse en ventajas competitivas.

“Es estratégico visibilizar este modelo de empresa en la Ribera, concretamente en el Valle del Alhama”, añade, para ello “contamos con prescriptores que van desde las empresas asocias en zona como Mectu, SLL a entidades financieras con las que suscribimos convenios de colaboración como Caja Rural”. Además de asesores que, por ejemplo, “han hecho posible que en el plazo de un año contemos allí con dos empresas más”.

Deja un comentario

XHTML: Puedes usar etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Pin It