Publicado por: Coceta
Aragón / Numero_24 | lun 10 - Oct - 2011

Mundo Imaginado inventa nuevas fórmulas para salir a flote

REDACCIÓN / MADRID

Frutas ecol?gicas

ampliar imagen

En Mundo Imaginado llevan a domicilio frutas y verduras ecológicas, además de productos frescos y de comercio justo. Foto: Moondo (flickr.com).

Mundo Imaginado es una empresa cooperativa que distribuye productos frescos de agricultura ecológica y otros productos de comercio justo en Zaragoza y Huesca.

Con un pedido mínimo de 20 euros los socios de la cooperativa llevan a domicilio desde verduras u hortalizas hasta productos envasados como café, galletas, pasta y todo tipo de alimentación, y productos ecológicos y de comercio justo de limpieza e higiene personal. Pero además de la compra diaria, también distribuyen cualquiera de los productos del catálogo de Crianza Natural, dirigidos principalmente a bebés y a la maternidad, y tienen también artesanías u otros objetos (que además venden en mercadillos).

La cooperativa se creó hace ya a?os, gracias al interés de algunas personas que a través de asociaciones de vecinos y Ong decidieron crear una asociación para hacer llegar el producto de comercio justo a la ciudadanía aragonesa. “Al comienzo hicimos un estudio de mercado y vimos que trabajar como una Ong no era suficiente”, explica Chus Sienes, socio de la empresa. “Por eso nos convertimos en cooperativa y comenzamos a vender, no sólo productos de proyectos de comercio justo sino también de otras cooperativas, productos locales y ecológicos”.

Con ese concepto continúan trabajando hasta hoy pero, también, la crisis les ha llegado. Tuvieron que cerrar la tienda que tenían a la calle y reducir el número de socios.

De la web al domicilio

Actualmente atienden los pedidos a través de su tienda online, y funcionan lo suficientemente bien como para auto sostenerse, distribuyendo los productos solicitados puerta a puerta.

“Queremos que la gente vea que hay otra opción, en empresas como la nuestra, donde se busca el interés del trabajador”

“Tenemos un almacén y desde ahí, gracias a la página web, damos el servicio a domicilio”, agrega Chus. “Creemos que podemos abrir muchos campos, sobre todo en el tema de los productos ecológicos, y la idea es ir aprendiendo día a día. La particularidad nuestra es que ofrecemos, además de productos envasados, productos frescos”.

Al principio, con la tienda, intentaron incluso vender ropa y textil, y apoyaron campa?as de Ong como Setem, que trabaja principalmente en comercio justo. Cuando la tienda dejó de dar los frutos suficientes, y tuvieron que pensar alternativas, se dieron cuenta de que faltaba una empresa que le llevara el producto al cliente directamente a su casa.

De momento sólo trabajan en Zaragoza y Huesca porque el transporte encarece el precio y no pueden llegar a ciertos lugares, sobre todo cuando se trata de productos frescos que no aguantarían largos viajes. De todas maneras, están apostando por mejorar la página web y poder abrirse paso a un mercado más amplio.

“En estos momentos no podemos vivir solo de esto, pero conforme a la fórmula cooperativa esperamos crecer. Es un modelo justo. Queremos que la gente vea que hay otra opción, en empresas como la nuestra, donde se busca el interés de los socios trabajadores y el componente social”.

MÁS INFORMACIÓN

Web: www.mundoimaginado.org