Publicado por: Coceta
Aragón / Numero_22 | mar 22 - Mar - 2011

Un bar que emplea a las cooperativas solidarias de su entorno

Por el bar vegetariano La Birosta, que nació de la cooperativa El Esqueje, pasan muchas cosas. Pasan los libros donados que presta la biblioteca Frida Kahlo, los artículos de rastrillos solidarios que venden algunas cooperativas, las verduras de la cooperativa Del Campo a la Casa, los vehículos de la cooperativa de mensajería.

Bar La Birosta

El bar Birosta lleva anclado en el centro de Zaragoza desde hace ocho años.

“Nuestro principal beneficio es saber que apoyamos a personas que como nosotros se parten el pecho día a día por tener empresas económicamente sostenibles”, dice Chema Marzo, presidente de la cooperativa que regenta La Birosta.

El bar lleva ocho años trabajando con esa filosofía de negocio solidario, que actualmente cuenta con seis socios trabajadores. Todos se mueven en las bicicletas que han comprado en Recicleta, otra empresa de economía solidaria. Se conocieron en centros sociales y bares alternativos de Zaragoza y decidieron impulsar un modelo de empresa que ayude a concienciar.

Los trabajos de diseño y toda la papelería corporativa también los encargan a cooperativas. La empresa de diseño Basedigital y la imprenta Germinal trabajan para el bar Birosta.Las cuentas también las lleva una gestoría del grupo de empresas solidarias y el único préstamo que tienen se lo deben a Coop57-Aragón.

El presidente de la cooperativa, Chema Marzo, aclara que no es una cuestión de ahorrar, de hecho de los productos y servicios que ofrecen las empresas de economía solidaria, como ellos, a veces son más costosos. “Nos interesa saber donde ponemos el dinero. Lo nuestro es un comercio de proximidad”.

La Birosta también abre las puertas a las asociaciones de vecinos y a fotógrafos que realizan exposiciones itinerantes en las paredes del bar. En estos meses, el espacio del rastrillo lo está gestionando la cooperativa 2.a Vía Acompañamiento, una cooperativa promueve el acompañamiento terapéutico y la inserción.