Publicado por: Coceta
Comunidad Valenciana | mar 23 - Ago - 2016

Había una vez… Compañía Rodamons Teatro

Este no es un cuento de hadas, tampoco de dragones y gigantes. Esta es la historia de unos vagabundos que fueron tocados por la magia del teatro y, sin saber como, lo dejaron todo para empezar una aventura que ellos denominaron Compañía Rodamons Teatro. Todo empezó años atrás…

…Corría el año 1996 y los componentes de Rodamons Teatro, que hasta aquel momento habían pasado por diferentes escuelas, grupos de teatro, danza y mimo, se juntaron con la ilusión de descubrir la magia del teatro que todavía no habían encontrado. Se alejaron de los lujosos patios de butacas, de los grandes escenarios, de las salas de terciopelo y madera y empezaron la investigación de aquello que más querían. “El teatro es algo más. Queríamos desarrollar el ejercicio teatral de una manera diferente a cómo lo habíamos conocido”,  explica unos de los actores.

Así, como los vagabundos que se reúnen en una calle cualquiera y lo convierten en su hogar, este grupo de juglares va transformando cada calle, cada plaza, cada espacio donde pasan en un verdadero teatro donde se acude sin entrada para adentrarse en un mundo mágico: el de los cuentos. “Para nosotros es tiempo porque el teatro pone sus medios: la dramatización, la expresión corporal, el ritmo, la música, la vocalización… para hacer un homenaje a los cuentos. Ellos han sido y son fuente de inspiración para desarrollar la actividad teatral. Nuestra pretensión es invitar a buscar en los cuentos y en los libros por todo lo que esconden, que es mucho”.

En su viaje interminable recogen historias, aprenden canciones y melodías, música, dedos y refranes, danzas y bailes. Cómo dice uno de sus espectáculos “cada encuentro es una parada en el camino para celebrar y compartir el recuerdo y la memoria”. Y con esta misión procuran recuperar aquello que forma parte de la memoria histórica y cultural populares: cuentos y fábulas del patrimonio oral que contaban nuestros mayores y que ahora descansan dormidas en la memoria de unos pocos, abocadas al olvido si nadie lo impide.

Y sobre la materia delgada de los cuentos, Rodamons teatro aplica las técnicas teatrales, adornándolo todo con la música de sus instrumentos: el violín, el acordeón, la percusión y la dulzaina, que han aprendido a tocar de manera autodidacta. “El planteamiento era no tener miedo a aprender”, comentan.

No resulta difícil verlos actuar en ferias medievales, bibliotecas y otros espacios parecidos. Como experiencia recuerdan una ronda de cuentos al teatro Micalet de Valencia gracias a la cual se acercaron a autores cono Empar Lanuza o Enric Valor. Para ellos los objetivos de los cuentos: enseñar, reflexionar, mostrar, imaginar… Continúan vigentes. “A nosotros lo que nos gusta es descubrir que hay viejas historias que todavía hoy conservan todo el sentido”.

Desde hace un tiempo se ha producido un verdadero boom en el terreno de los cuentos con los cuenta-cuentos, actividades de animación a la lectura, etc., pero, como explican, “nuestro camino y nuestra forma de ver las cosas es bien diferente; hablamos desde el teatro”.

Y, a pesar del que puede parecer, los niños no son el único público que se acerca a disfrutar de sus representaciones. “Nuestro trabajo está enfocado a todo tipo de público, público familiar, porque cualquier cuento, historia o narración puede tener diferentes lecturas”.

Qué bueno sería

Uno de sus últimos trabajos ha sido el disco “LA QUEBOQUESERIA” (qué bueno sería). Esta nueva propuesta musical consta de diez canciones creadas por el colectivo que integra Rodamons Teatro como Buenos días, Siete días de la semana, Farrigo-Farrago, Danza para bailar sentado o La queboqueseria, que da título al CD, además de la pieza tradicional valenciana El sereno.

Según comentan, el disco ha tenido muy buena acogida entre el público en general y, aunque sin pretenderlo inicialmente, se han dado cuenta que funciona muy bien para trabajar en el aula con niños de infantil y primaria.
Y es que, como ellos dicen, lo que importa es disfrutar de la expresión del teatro en todas sus variedades, porque cómo dice una de sus representaciones: “Y si canto y cuento, y si toco y bailo, y si actúo y siendo, zoco.”… Y cuento contado, cuento explicado.

Más info sobre el CD y sobre las librerías donde se puede adquirir: http://rodamonsteatre.com/discografia.php

Visita: www.rodamonsteatre.com