Publicado por: javier
Asturias / Comunidades Autónomas | lun 20 - Oct - 2014

El presidente de ASATA, Ruperto Iglesias, anuncia un plan de internacionalización de empresas de Economía Social

La Agrupación de Sociedades Asturianas de Trabajo Asociado y Economía Social, ASATA, entregó el pasado miércoles día 15 de octubre  en el Hotel de La Reconquista de Oviedo sus distinciones anuales.

La Junta Directiva de ASATA acordó conceder su Insignia de Oro a Ceferino Suárez, de Gráficas Apel, miembro de la Junta Directiva de ASATA durante más de veinte años. Recogió el premio de manos del presidente de la Junta General del Principado, Pedro Sanjurjo. En su discurso de agradecimiento, Suárez realizó un recorrido por la historia de la empresa en la que trabaja, y de la que fue cooperativista fundador, en el que la innovación y la evolución fueron claves en el desarrollo. Y le dedicó un mensaje optimista a las empresas que están comenzando su actividad o que están a punto de hacerlo: “deben intentarlo, porque las dificultades pasarán”.

El premio a la mejor empresa de Economía Social fue entregado a Itma S.A.L. Asentada en el polígono de Asipo, esta Sociedad Anónima Laboral que se dedica a prestar servicios de limpieza, celebró hace unos meses los 25 años desde su fundación. Yolanda Rodríguez, consejera delegada de la empresa recogió el premio de manos de Silvia Junco, concejala de Promoción Económica del Ayuntamiento de Oviedo. Al recoger el galardón, Rodríguez bromeó: “llevábamos tiempo esperando este galardón”.

En la parte institucional del acto intervino Ruperto Iglesias, presidente de ASATA, que anunció en su intervención la puesta en marcha “el próximo año” de un programa de internacionalización de las empresas de la Economía Social “tras meses de trabajo, y dentro de los Fondos Europeos consignados para el periodo 2014-2020”. Un proyecto en colaboración con las Cámaras de Comercio y que según Iglesias consistirá en “detectar qué empresas tienen productos o servicios susceptibles de exportados, sensibilizar a las empresas para que puedan vencer los temores de la salida al exterior y la elaboración de planes de internacionalización”. También con Fondos Europeos, ASATA pondrá en marcha un programa para el “fomento del emprendimiento bajo fórmulas de Economía Social”.

En el apartado de reivindicaciones, Ruperto Iglesias pidió al Gobierno central un “impulso a la reforma de la Ley de Sociedades Laborales, de la que tras más de ocho años de negociaciones, existe un compromiso para que sea una realidad en esta legislatura”. Y reivindicó “la inclusión de clausulas sociales en la contratación pública, y si es preciso la reforma en este sentido de la Ley de Contratos del Estado, para que las empresas de inserción y las cooperativas de iniciativa social puedan realizar más fácilmente su función social”.

Silvia Junco, concejala de Promoción Económica del Ayuntamiento de Oviedo, reconoció “la colaboración y cooperación presentes en todas las inciativas que quieren avanzar hacia el éxito y que son rasgos distintivos de ASATA y de la Economía Social”. Y animó a “crear y fomentar la cultura emprendedora, necesaria para superar la crisis económica”.

Pedro Sanjurjo, presidente de la Junta General del Principado, recordó cómo “ASATA reorientó hacia la Economía Social a las empresas del proceso de reconversión de los años ochenta del siglo pasado”, y lo diferenció del “interesante” proceso que se da ahora en la Economía Social con “la cantidad de emprendedores que hay”. Sanjurjo destacó que “a diferencia de otros proyectos, el capital de la Economía Social es la imaginación, la ilusión y el amor al riesgo, que deriva del capital humano”.

Julio González Zapico, director general de Comercio del Principado, intervino al inicio de la ceremonia. Garantizó la continuidad del apoyo del Principado a las empresas de Economía Social, a la que considera claves en la “creación del empleo de calidad”. Destacó la “cooperación y el modelo participativo” que, según González Zapico fomenta la Economía Social “y que ha sido útil en la recuperación de empresas que estaban en crisis y terminan siendo recuperadas”, y ensalzó “la capacidad de asumir riesgos” que tienen los trabajadores de este tipo de empresas.

Foto de familia de los emprendeores reconocidos por ASATA

Foto de familia de los emprendeores reconocidos por ASATA

En el acto se entregaron distinciones a las doce nuevas empresas de Economía Social que han surgido en el último año: L’Allume,, Kubo Armarios, Sestaferia, Carbayin Voz y Datos, Servialtura, Academia Astur, Mgcof, Inmolsa, Keiretsu Lab, S.A.L. Club de Pádel P3, S. Coop., Covepa, S. Coop. y Colegio José Garcia, S.Coop.

Jessica Castaño, una joven emprendedora, relató su experiencia en el impulso de una empresa de Economía Social. Agradeció a ASATA el apoyo en su proyecto y animó a los empresarios a “hacer de la innovación su seña de identidad, para hacer frente a la crisis económica”. Y añadió que “quien no arriesga no gana”.