Publicado por: Coceta
Euskadi | Jue 05 - Ene - 2017

Nace la `nueva´ Elkargi tras su fusión con Oinarri

Con fecha del 1 de enero ha nacido una “nueva” Elkargi ya operativa, resultado de la fusión por absorción de Oinarri, materializada oficialmente el pasado 30 de diciembre, tras recibir la autorización de Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. De esta forma, las dos sociedades que han protagonizado durante el pasado 2016 este proceso de fusión, realizan desde ahora su actividad bajo una misma razón social, con un sólo equipo, una red de oficinas y una única marca: Elkargi. En las próximas semanas, se constituirá el nuevo Consejo de Administración presidido por el empresario Josu Sánchez, con José Ignacio Garate, Eduardo Junquera y Carlos Illarramendi, en calidad de vicepresidentes.

La fusión que echa a andar hoy, fue ratificada el 30 de septiembre pasado por las Juntas Generales de socios de ambas sociedades y ha visto la luz, tras los informes favorables de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, del Banco de España y del Gobierno Vasco, así como, esta última semana, del Ministerio de Economía Industria y Competitividad , necesarios todos ellos para que los correspondientes acuerdos adoptados por los socios hayan sido inscritos en el Registro Mercantil de Gipuzkoa.

El presidente de Elkargi Josu Sánchez, considera que estamos “ante un hito histórico que establece un antes y un después, en el devenir de la financiación de nuestro tejido productivo”. Ha calificado esta fusión como “la mejor noticia con la que podían arrancar este nuevo año, los empresarios, sus empresas y los autónomos” ya que, gracias a la suma de las dos SGR, “hemos creado una herramienta financiera capaz de dotar de financiación estable y en condiciones inmejorables a las empresas del País.

Ventajas y cifras de actividad de la nueva Elkargi

Con un volumen histórico de avales concedidos superior a los 6.200 millones de euros, la nueva Elkargi iniciará su actividad con una tasa de solvencia en torno al 15%, una de las más elevadas del sistema financiero español, y muy por encima del 8% que el Banco de España exige a este tipo de entidades. Esta `nueva´ sociedad resultante de la fusión, mantendrá su sede social en Donostia-San Sebastián, con oficinas en Bilbao, Vitoria-Gasteiz (Araba Parkea – Miñano) y Pamplona, y contará con 90 profesionales dedicados a la función financiera.

La fusión entre ambas sociedades es fruto de un proceso iniciado hace más de un año, y su principal objetivo es mejorar la financiación de las empresas de todo su entorno. La integración de las dos entidades será beneficiosa para sus más de 15.000 empresas actualmente socias, para todas aquellas empresas y autónomos que deseen beneficiarse de las facilidades de financiación, además de para la propia economía vasca, ya que aportará importantes ventajas, entre ellas las de mantener un liderazgo entre las SGR, lograr sinergias que aporten mejoras tanto en los costes como en la posición negociadora con entidades crediticias, o conseguir representación propia en organismos europeos.

Asimismo, la fusión tendrá un impacto sobre la posición de solvencia y de capital de la nueva Elkargi, así como sobre su volumen de negocio, la eficiencia y economías de escala, posición de mercado, fortaleza territorial y posicionamiento ante entidades como la Compañía Española de Reafianzamientoo (Cersa) y la Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca (Cesgr), en la que Elcargi, tras la fusión, ha consolidado su liderazgo.

Según las estimaciones de cierre de los ejercicios de Elkargi y de, la ahora ya fusionada Oinarri, la suma de ambas dará un resultado de ejercicio próximo a los 300 millones de euros formalizados en avales, lo que representa un incremento conjunto superior al 15% respecto a su actividad del ejercicio anterior. Por su parte, el riesgo en vigor se sitúa en torno a los 1.000 millones de euros.

Casi 37 años de Elargi

Elkargi nació el 16 de abril de 1980 en Gipuzkoa, hito que coincidió en el tiempo con la creación de Seaval en Álava, la sociedad con la que apenas unos años después, en 1984, Elkargi se fusionaría y conformaría una única Sociedad de Garantía Recíproca, con ámbito de actuación en el conjunto de la Comunidad Autónoma Vasca y Navarra. Ambas nacieron con el impulso de las organizaciones empresariales Adegi y Sea, respectivamente, al amparo de un Real Decreto de 1978, en el que por primera vez era contemplada la figura de las Sociedades de Garantía Recíproca.

Hoy, tras la fusión con Oinarri, que este año ha cumplido 20 años de existencia y que fue impulsada en 1996 por los agentes de la economía Social (Cooperativas, Sociedades Laborales, Asociaciones) para atender las necesidades de financiación de este sector tan relevante en el sistema económico del País Vasco, Elcargi avanza en su desarrollo y adaptación a los nuevos requerimientos del tejido productivo y del mercado, con los mismos valores que la vieron nacer: ser el aliado financiero de las pymes, los autónomos y los emprendedores.

En el desarrollo sostenido de Elkargi a lo largo de estos casi 37 años de historia, ha sido clave y determinante su independencia de cualquier grupo corporativo, financiero, empresarial o institucional, públicos o privados, en relación a la gestión del riesgo y a la estrategia de la Sociedad. A ello hay que unir el efecto positivo de una estrecha y sinérgica relación, tanto con la Administración como con las entidades de crédito.

Pin It