Publicado por: Coceta
Euskadi / Numero_22 | mar 22 - Mar - 2011

Ulma Agrícola y Tecnalia desarrollan módulos fotovoltaicos para invernaderos

La corporación tecnológica Tecnalia, a través de su Unidad de Energía, y Ulma Agrícola, empresa perteneciente a la Corporación Mondragón, han firmado un convenio para desarrollar un módulo fotovoltaico que permitirá el cultivo en invernaderos y reducirá su consumo energético. El consorcio Ulma Agrícola Tecnalia prevé disponer de un producto listo para su comercialización a lo largo del año 2011.

Invernadero fotovoltaico

Imagen de un módulo fotovoltaico en un invernadero.

Esto permitirá al agricultor obtener una mayor rentabilidad del terreno. Esta clase de instalaciones fotovoltaicas permiten generar electricidad (para su autoconsumo o inyección a red) sin perder la capacidad de cultivo, reduciendo además la factura energética de la climatización del invernadero.

Salvo escasas excepciones, los módulos fotovoltaicos existentes en la actualidad no son válidos para su instalación en invernaderos. Los requerimientos asociados a la viabilidad de los cultivos, sobre todo en términos de luz interior y sombreado, hacen en general inviable su coexistencia con los módulos fotovoltaicos convencionales “vidrio- vidrio”.

El nuevo módulo fotovoltaico ofrece una solución a este problema al permitir la generación de electricidad renovable sin que el cultivo se vea afectado por un sombrero excesivo. Mediante un sistema óptico que desvía la radiación solar en función de la época del año, sin necesidad de ningún tipo de seguimiento solar mecánico, es posible cumplir con las necesidades impuestas por los cultivos.

Así durante la época invernal la luz dentro del invernadero, parámetro clave para el correcto desarrollo de las plantas, apenas disminuye.

En verano, por el contrario, el sistema óptico desvía la radiación solar hacia las células fotovoltaicas que componen el módulo, logrando un doble objetivo: por una parte el sistema fotovoltaico incrementa la producción y por otra se reduce el consumo eléctrico asociado a la refrigeración de los invernaderos.

El nuevo dispositivo, además, actúa como un elemento de control estacional de la radiación y la temperatura interior del invernadero.