Publicado por: Coceta
Extremadura / Numero_20 | lun 12 - Jul - 2010

Diexma muestra que la clave del éxito está en conocer a sus vecinos

La clave del éxito es conocer de cerca, cara a cara, a las personas que son o serán los futuros clientes. Esto es lo que ha hecho que la cooperativa extremeña Diexma sobreviviera 15 años en el territorio y pudiera ganar a sus competidores de Madrid. Eso lo tienen claro sus miembros, que saben que si de algo puede hacer gala el cooperativismo es de estar bien arraigados al entorno en el que trabajan.

Diexma

La cooperativa distribuye maquinaria industrial en sectores como la carpintería.

Diexma nació en Mérida, provincia de Badajoz, con la intención de ofrecer un servicio de distribución en Extremadura de todo tipo de maquinaria industrial en sectores como la carpintería, la manipulación y el transporte.

La iniciativa de constituirla partió de cinco trabajadores de una empresa de distribución encuadrados dentro del equipo de ventas. Hoy forman la cooperativa cuatro socios y cuatro trabajadores.

El presidente de la cooperativa desde sus comienzos, Miguel Ángel Herrera, es un ferviente defensor del cooperativismo como régimen societario. “Yo soy un enamorado de la cooperativa, y muestra de ello es que nuestros clientes nos consideran como parte de la familia”, dice Herrera. “Cuando hay alguna celebración en la familia del cliente, estamos allí. Para nosotros es una forma de fidelizar a nuestro público objetivo, pero también es nuestra manera natural de trabajar”.

Antonio Bonilla, secretario y, junto con Ángel Nevado, responsable del departamento de ventas, explica que el principal campo de actuación de la empresa es Extremadura, aunque no respetan estrictamente las fronteras administrativas y se adentran en provincias limítrofes como Huelva, Salamanca e incluso también con Portugal.

Bonilla señala que una de las claves del éxito de la empresa reside en que cuentan con una nave de exposición de maquinaria donde el cliente puede ver in situ el material. Además del asesoramiento que le dan los vendedores, se le hace una demostración del producto que le interesa. De este modo, el cliente sólo se lleva aquello que le viene bien a su empresa.

Trato personalizado

Otro tanto a su favor, reconocen los socios, es el amplio conocimiento que tienen del mercado extremeño y el trato personalizado a los clientes. Así lo explica Ángel Nevado: “Nuestros competidores vienen de otras regiones y sobre todo de Madrid, por lo que no tienen un conocimiento claro del mercado extremeño y su forma de trabajo es impersonal y apoyada más en la visita programada, el correo electrónico, catálogos, etc.”.

Pero estar cerca tampoco es lo único que vale, sino que es importante hacer las cosas bien. Javier Caldera, socio responsable del servicio técnico, remarca que “la rapidez y el saber hacer las cosas bien, así como la seriedad, son fundamentales para que un cliente confíe en nosotros y no se vaya a la competencia”.

De todas maneras, la cooperativa se está viendo afectada por la crisis, concretamente en problemas de financiación. Tratan de superar las dificultades ampliando la actividad que ya realizan en las provincias limítrofes como Sevilla, Córdoba y Portugal. Tampoco descartan la idea de ampliar la plantilla con la incorporación de nuevos socios.