Publicado por: Coceta
Extremadura / Numero_13 | vie 13 - Mar - 2009

Pioneras de la ayuda a domicilio

La cooperativa de servicios de ayuda a domicilio Serviscoop, creada por un grupo de mujeres conscientes de sus pocas oportunidades en el mercado laboral, se mantiene desde hace 17 años y prevé incluso aumentar su plantilla debido al crecimiento de la demanda.

Serviscoop

Serviscoop presta todo tipo de servicios de ayuda a domicilio a personas mayores con minusvalías y grupos marginados.

Corría el año 1992 cuando Agustina Alonso, conocedora de la realidad laboral de muchas mujeres y de las pocas oportunidades que se les brindaban para encontrar un puesto de trabajo, decidió “unirlas para llevar a cabo una experiencia en común, pues algunas teníamos ya algo de experiencia en echar una mano a personas y familias que padecían algún tipo de dificultad, ya por enfermedad o por su situación económica”. De la mano de este grupo formado sobre todo por mujeres nació en Badajoz una cooperativa de trabajo asociado denominada Servicios Sociosanitarios y de Asistencia S. Coop., “Serviscoop”.

Hoy la cooperativa, presidida por Alonso, presta todo tipo de servicios de ayuda a domicilio a personas mayores con minusvalías, grupos marginados y “a cualquier persona que, por su estado, tanto psíquico como físico, demande nuestra ayuda”, indica su presidenta.

“Falta de preparación”

“Con las primeras dificultades con las que nos encontramos fue la falta de preparación de estas mujeres pues ganas de trabajar era lo que les sobraba, así que decidimos, partiendo de nuestros conocimientos y experiencias, formarnos todos, unos más que otros, en lo que hoy se llama atención a la dependencia y ayuda a domicilio”, comenta César Valdés, socio de la empresa y ‘extremeño de Colombia’.

“Ésta era una actividad que no tenía cabida en el mundo empresarial y que no estaba regulada de ninguna manera”

La tesorera de la cooperativa, Brígida López, recuerda que “por entonces ésta era una actividad que no tenía cabida en el mundo empresarial y que -salvo algunas iniciativas con un cierto matiz caritativo e incluso religioso- no estaba regulada de ninguna manera y, además, las familias se las arreglaban como podían cuando alguno de sus miembros necesitaba ayuda”. En este contexto, no dudaron en crear una cooperativa “pues pensábamos que por su forma jurídica, como empresa de economía social, encajaba a la perfección con nuestras pretensiones”, señala Marcelo Mateos, actual interventor de Serviscoop.

Para Alonso, “si por algo se distingue nuestra empresa y nos conocen en Badajoz, es porque los servicios que prestamos se basan en la calidad humana y nuestros clientes saben que somos buenos profesionales y que nuestro personal está bien formado y con experiencia contrastada”, así como que “la política de la empresa está enfocada a cubrir todas las necesidades de cada uno de nuestros clientes, de una manera eficiente y buscando siempre la mejora continua”.

Sin problemas pese a la crisis

Hoy en día Serviscoop da trabajo a más de 40 personas, en su mayoría mujeres, y tiene previsto aumentar la plantilla ante el creciente aumento de la demanda de servicios asistenciales a domicilio. La crisis no parece afectarles demasiado, como indica Valdés, quien augura buenos tiempos para aquellas empresas que presten servicios asistenciales de ayuda a domicilio y asegura convencido que “la cooperativa, a pesar de la fuerte crisis que vive el país, no tiene problemas”.