Publicado por: Coceta
Madrid / Numero_19 | mar 25 - May - 2010

Unidos por los derechos sociales

Recientemente tuvo lugar en el instituto madrileño San Isidro la III Convención de Movimientos Sociales de Madrid bajo el lema Frente a la crisis de derechos, propuestas desde la ciudadanía.

ALT

Un momento durante la Convención de Movimientos Sociales de Madrid.

La reunión significó una ocasión para el encuentro e intercambio entre algunas de las múltiples expresiones que conforman los movimientos sociales y ciudadanos de la región de Madrid. Participaron la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (Fravm), la Ongd Acsur Las Segovias, la Comisión de Ayuda al Refugiado (Cear), la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (Adspm), el Centro de Defensa de Estudio de los Derechos Humanos (Cedehu), Ecologistas en Acción, la Fapa Giner de los Ríos, Médicos del Mundo, la Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid (Urcm), el Observatorio Metropolitano, la Asociación A Pie, Cáritas, Comisiones Obreras Madrid y la Unión de Cooperativas Madrileñas de Trabajo Asociado (Ucmta).

La convención ha tratado de dar respuestas al deterioro social y medioambiental que se está produciendo en la Comunidad Autónoma de Madrid y ha finalizado con la publicación de un manifiesto que recoge las conclusiones del trabajo realizado durante el fin de semana. Algunas de ellas son el oponerse al recorte de los derechos y libertades ciudadanas y la defensa de la existencia y mejora de unos servicios públicos de gestión pública. Además, el manifiesto denuncia la vulneración de los derechos humanos de las personas, independientemente de su origen, procedencia o situación administrativa; reivindica el acceso a la salud, educación, empleo, vivienda, cultura, medio ambiente y participación; y promueve el desarrollo de presupuestos participativos “desde abajo”.

La convención ha tratado de dar respuestas al deterioro social y medioambiental en la Comunidad de Madrid

Inmigrantes

El documento insta a la población migrante a organizarse en asociaciones e incorporarse al movimiento asociativo para coordinar un mejor uso de los espacios públicos, empoderarse y facilitar su interlocución con la administración.

Por otro lado, el texto invita a la población en general a sumarse a todas las acciones en defensa de la educación pública (especialmente en el tramo de niños de cero a tres años); a vigilar la aplicación y el cumplimiento de la Ley de Dependencia a través de iniciativas como el Observatorio de la Dependencia; a sumarse a las movilizaciones contra la Ley Sinde (Les) por la cultura libre; a ejercitar el derecho de la ciudadanía de acceder a los medios públicos de comunicación; y a apoyar iniciativas en favor de la exigencia de derechos sociales (como el derecho a la vivienda, a la educación, a la sanidad, etc.). Por último, insta a la ciudadanía a generar espacios de reflexión sobre crisis, empleo y decrecimiento; a abrir asesorías sobre economía social y solidaria y a apoyar iniciativas dirigidas a acabar con las desigualdades de género.