Publicado por: Coceta
Navarra | Lun 04 - Abr - 2016

ANEL ha realizado un “taller de positividad” para mejorar las empresas

ANEL/ Como parte del Programa de Liderazgo Participativo, ha tomado parte en la primera sesión del taller de positividad Daniel Ramos, responsable de personas del grupo Florette en España y Portugal que ha demostrado como cualquier empresa, con un coste “0”, puede aplicar técnicas de una de las empresas líderes en alimentación en la actualidad.

1.400 personas y 7 centros configuran una organización que está aplicando la positividad como eje de desarrollo de equipos y mandos con “responsabilidad emocional” en su trabajo y su entorno.

“Las empresas están formadas por las personas y las personas están formadas por su actitud”, bajo esta premisa, Daniel Ramos ha explicado cómo se trabajan los diferentes escalones de la organización. Todo nace desde los valores corporativos y los comportamientos asociados, buscando la participación y la responsabilidad en el puesto, dando protagonismo a los mandos en la gestión emocional de sus equipos y de su entorno, para tratar de que sean “felices” en el prolongado tiempo que están trabajando…

Aplican la fórmula de Victor Kuppers de V= (C+H) x A en la que los conocimientos y habilidades suman, pero la actitud en esa fórmula multiplica.

El mando tiene la responsabilidad transmitir actitud y venir con las “gafas Optimistas”, tratando de contagiar al equipo para que su visión sea mejor, más realista, teniendo en cuenta que se parte de una percepción negativa de las circunstancias en el entorno laboral.

De alguna forma, nuestros mandos son “pecera” respecto a los equipos y son observados en todo momento, por lo que trasmitir coherencia y ser ejemplo de los comportamientos y actitudes que se persiguen es muy importante.

Su aplicación a través de la formación, el mapa de talento y la evaluación del desempeño se realiza en toda la organización, empezando por el director General Juan Miguel Floristán y su evaluación permite establecer control numérico sobre los resultados.

Sin embargo, estas herramientas se pueden empezar aplicando en una simple conversación de café, en la que se pueda dialogar e interesarse por la situación del equipo… a coste “0”.

Lo resume Daniel Ramos afirmando que es una cuestión que depende de nosotros mismos y que, como nota positiva, afirma que “todo se puede hacer” y que, como nota de mejora, “no hay excusa para dejar de hacerlo”.

Pin It