Publicado por: Coceta
Navarra / Numero_13 | vie 13 - Mar - 2009

En busca del buen Consejo Rector

“Entre los aspectos que es necesario definir para el correcto funcionamiento de un Consejo de Administración y un Consejo Rector, se encuentra el de la formación necesaria para los Consejeros/ as y los requisitos legales que debe cumplimentar el Consejo como son los libros, actas, cuentas anuales, etc.”. Ésta es una de las conclusiones realizadas durante uno de los encuentros de Buenas Prácticas que lleva a cabo la Asociación Navarra de Empresas Laborales (Anel), en el que se ha tratado de definir lo que debería ser un correcto Consejo de Administración y Consejo Rector en una empresa de economía social.

Organizado por la propia Anel y financiado por el Servicio Navarro de Empleo, el encuentro realizó mesas redondas en las que se puso de manifiesto la necesidad de definir la relación de los consejos con la gerencia y cómo diferenciar sus funciones respecto a las del comité de dirección, comité de empresa o consejo social.

Un buen órgano de dirección

Además de la formación, según se concluyó en el encuentro, es necesario prestar atención a cuestiones de forma como son el determinar el número de miembros, su elección y su posible retribución. Por otro lado se hace imprescindible evaluar aspectos como la confidencialidad y la comunicación de las decisiones al resto de socios, así como si es necesaria o no la utilización de profesionales externos.

El grupo de Buenas Prácticas que ha trabajado en la definición profundizará en futuros encuentros en las funciones de estos Consejos y su interrelación con gerencia, comité de empresa o consejo social.