Publicado por: Coceta
Navarra | mar 18 - Feb - 2014

La cooperativa Gure Sustraiak inaugura un albergue que une accesibilidad universal y criterios medioambientales

ANEL/COCETA. Gure Sustraiak ha inugurado un albergue que une accesibilidad universal con criterios medioambientales. La iniciativa ha supuesto una inversión de cerca de 1,5 millones de euros en unas dotaciones pioneras para que todas las personas puedan disfrutar de un turismo inclusivo, así como de estancias formativas, deportivas o de ocio terapéutico.

Al acto inaugural han acudido un centenar de personas de organizaciones e instituciones relacionados con la discapacidad, el turismo inclusivo y ambiental, la educación y la economía social y solidaria. Entre ellos el presidente de ANEL, Ignacio Ugalde, y los máximos representantes de Agencia Navarra para la Autonomía de las Personas, CORMIN, Aspace, Anfas, Asociación Navarra de Autismo y REAS, entre otros.

En la mesa presidencial han tomado parte Francisco Javier Pérez Cueva, alcalde del Valle de Ollo; Fermín Villanueva Ferreras, director del Servicio de ordenación y Fomento de Turismo y Comercio del Gobierno de Navarra e Iñigo Alli Martínez, Consejero de Políticas Sociales del Gobierno de Navarra, además de Raúl Pilar Garcés, coordinador de la cooperativa Granja Escuela Gure Sustraiak y Leire Rivas Jorge, socia de la misma.

Una característica diferencial de este proyecto es que no se trata de un inmueble adaptado para su uso por personas con discapacidad, si no que ha sido diseñado y construido desde el principio según criterios de accesibilidad universal. Con 80 plazas en total, el nuevo albergue cuenta con 24 plazas para personas con movilidad en sillas de ruedas con baños completamente accesibles y 50 plazas en total para personas con movilidad reducida, discapacidad intelectual y/o sensorial. Dispone de señalítica adaptada, pavimento podotactil en estancias comunes, bucle magnético y avisos visuales en habitaciones. Sus instalaciones cuentan con cocina, comedor, sala polivalente para talleres, jornadas y eventos, además de un amplio jardin y zonas de esparcimiento, entre otras dotaciones.

Desde su concepción el Albergue Gure Sustraiak se planteó con criterios de bioconstrucción y de máxima reducción de emisiones. Así los aislamientos utilizados son de celulosa proyectada y fibra de madera. Además se ha incorporado energía solar térmica para el agua caliente y caldera mixta de biomasa, para pellets o astillas. Está dotado de un sistema de depuración por método biológico, a través de plantas, sin consumo energético que comprende tratamiento primario, secundario y terciario. Esto ha supuesto la construcción de un sistema de canales y una pequeña laguna tras el edificio principal. El Albergue se encuentra en la próximidad de la Granja Escuela Gure Sustraiak, un espacio en el que realizan actividades de educación medio ambiental y de desarrollo y convivencia positiva que cuenta con amplios programas para escolares. Además permite también desarrollar ocio terapeútico con animales, especialmente con asnos. Además, Gure Sustraiak dispone en la misma localidad de Ollo, de una Posada con comedor para 50 personas y 26 plazas de alojamiento orientadas al turismo familiar y a la restauración con productos naturales de cercanía.

Orígenes

Gure Sustraiak es un proyecto social participativo que tuvo sus orígenes en 2002, a partir de la idea de 5 estudiantes de biología que querían desarrollar una educación ambiental que pusiese en valor la forma de vivir de nuestros ancestros. Finalmente solo uno de aquellos jóvenes seguiría adelante, Raúl Pilar Garcés, al que se uniría un amigo de infancia Pedro Azpíroz, carpintero y monitor de tiempo libre.

El lugar elegido fue Ollo, en un valle que cuenta con una población de apenas 300 habitantes, donde su Concejo les arrendó la antigua escuela que, con mucho esfuerzo, convirtieron en un primer albergue y donde un vecino les cedió un antiguo gallinero, que transformaron en una pequeña granja escuela. Más tarde se trasladarían a unas instalaciones agropecuarias donde actualmente disponen de animales, amplios espacios a cubierto para actividades y huertos e invernaderos.

Con una filosofía de trabajo basada en la importancia de las personas, en 2010 crearon la cooperativa de iniciativa social, Granja Escuela Gure Sustraiak.

Una forma de empresa de economía social y solidaria que, en esta época de crisis, ha demostrado su compromiso con la creación de empleo estable. Una muestra de ello es que en el último año han duplicado el número de puestos de trabajo. Actualmente la cooperativa cuenta con 12 trabajadores/as (9 son socios/as) y 70 socios/as colaboradores/as. Durante el 2014 tienen previsto alcanzar los 18 trabajadores/as.

 

Estás viendo 1 Comments
Danos tu opinión