Publicado por: Coceta
Navarra | Vie 03 - Nov - 2017

La Felicidad, clave para mejorar la empresa

Más de 150 personas acudieron a la conferencia “Positividad y Mindfulness, cualidades clave del líder” ofrecida en el Colegio de Médicos de la capital navarra por Jaume Gurt, ex director general de Infojobs.

Dicho experto, que acudía por primera vez a Pamplona gracias a un encuentro promovido por la Asociación Navarra de Empresas de Economía Social, la Asociación Navarra de Empresas Laborales (ANEL) y el Servicio Navarro de Empleo, identificó la felicidad como “factor clave para mejorar la empresa” al tiempo que se preguntó: “¿cuándo nos daremos cuenta de ello en nuestras corporaciones?”.

“El director general siempre tiene que ser el primero en participar y demostrar que está convencido”.

Asimismo, Gurt también expuso que “las personas constituyen el alma y son las que marcan la diferencia de cualquier proyecto empresarial” por lo que planteó tres condiciones que, según su experiencia, debieran alinear la organización con los miembros que la componen. Esos factores son la consciencia, la aceptación y vivir el momento presente.

UN TRIÁNGULO VIRTUOSO

Del primero aseguró, por ejemplo, que “permite el establecimiento de conexiones entre personas que hacen que uno vea al otro, lo haga real y eso convierte al lugar de trabajo en una zona para crecer”. Esa consciencia se puede llevar a la práctica a través de gestos tan sencillos como estos siete que mencionó a modo de resumen:

  • Muestra curiosidad por lo que te rodea y disfrútalo.
  • Perdona errores.
  • Muestra gratitud.
  • Practica la compasión.
  • Haz las paces.
  • Acepta la vulnerabilidad.
  • Acepta y aprecia las cosas tal y como vienen.

Precisamente, sobre esto último recordó que, además de eliminar el “NO” como pensamiento limitante y fomentar el lenguaje positivo (Mindfulness), te ayuda a afrontar con otro ánimo las dificultades.

Según sus propias palabras, “asumir que eso que te ha traído la vida no te gusta te hace fluir” y te lleva al tercer condicionante que antes hemos mencionado: vivir el momento presente que te sitúa en esa consciencia ya mencionada anteriormente.

A partir de ahí, ¿cómo se pueden aplicar todos estos argumentos en la gestión diaria de la empresa? Para Jaume Gurt el aspecto clave para lograrlo es que la persona esté convencida por sí mismo.

Es decir, que llegue al punto de inflexión en el que exprese: “¡Quiero hacerlo!” y eso sólo será posible, según comentó este experto, “soñando las cosas”, a través de un liderazgo compartido y responsable y midiendo los resultados porque “lo que no se mide no existe y no nos permite evolucionar”, añadió.

“Si luchas contra algo, lo refuerzas. Es la base del sufrimiento. Aceptarlo como algo propio de la vida, sin embargo, te hace fluir”.

Sobre la importancia del anhelo, Gurt recordó que “en la zona de confort no creces porque, además, el mundo por sí mismo ya te limitará”. Así que, continuó,“solo lo que soñamos podemos hacerlo realidad y muchas veces, en la empresa, no nos permiten soñar, equivocarnos..”

Es ahí donde entra en juego un liderazgo“compartido y responsable”; de acuerdo con sus propias palabras. En donde el directivo sea el primero en participar y donde ejerza una función de “coach” o acompañamiento “que haga tomar conciencia a su equipo de sus verdaderas potencialidades y, con esa consciencia, ganas de pasar a la acción, ¡querer hacerlo!”, sentenció.

DOBLE RETO

Previo a la intervención de Jaume Gurt, intervino el presidente de ANEL, Ignacio Ugaldequien, además de agradecer la presencia del invitado e introducirlo señaló que las empresas se enfrentan en el momento presente a un doble reto. 

“Tenemos una obligación moral con los empleados de 45 años y la innovación social puede ayudarnos a ello”, Ignacio Ugalde.

Por un lado, la atracción y retención de un talento “que cuesta una batalla traerlo”,manifestó Ugalde. El otro elemento que está pendiente tiene que ver con lo que definió como “esa masa crítica de empleados mayores de 45 años y que presenta una menor cualificación”. 

Para ellos, Ignacio Ugalde consideró que la empresa guarda “una obligación moral y ética” con todos esos empleados. Ahí, bajo su punto de vista, es la innovación social entendida como “transformación de las personas a través de su actividad en las empresas la llave que puede dar solución a ese problema”, finalizó.

Pin It