Publicado por: Coceta
Navarra | jue 11 - Ago - 2016

Los vicepresidentes Ayerdi y Laparra presentaron el Plan Integral de Economía Social 2017-2020 de Navarra

Los vicepresidentes de Navarra Ayerdi y Laparra presentaron el 11 de agosto el Plan Integral de Economía Social 2017-2020 en el Palacio de Navarra. El plan se estructura en cinco grandes líneas estratégicas: el empleo sostenible y de calidad; el desarrollo empresarial; la innovación social; la gobernanza participativa; y el desarrollo sectorial. Son 47 acciones diversas.

El vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, destacó en una rueda de prensa que “el Plan tiene entre sus objetivos incrementar un 20 por ciento el número de personas empleadas en la economía social hasta el año 2020. Partimos de 16.430 personas empleadas en el sector. Ese 20 por ciento (al menos), significa 3.300 personas más a finales del año 2020. Yo creo que es un reto poderoso y potente y entre todos los agentes de la economía social, y también el gobierno, nos hemos querido marcar ese afán”.

Ayerdi añadió que ese porcentaje “se divide en dos grandes partes: una primera ligada a las empresas que compiten más abiertamente en el mercado, todo lo que es el entorno empresarial ligado a ANEL (Asociación Navarra de Empresas Laborales) y a UCAN y todas las que, sin estar asociadas directamente a estas organizaciones compiten directamente en el mercado. Estamos hablando de unas 2.570 personas. Y la otra parte vendrá de la inclusión social. En segundo lugar, aspiramos a que el 10% de las empresas que se creen en Navarra en este tiempo vengan de la economía social. Hemos estado debatiendo en el parlamento sobre si se crean más o menos empresas en Navarra que en el Estado; hemos hablado también de cuántas empresas de economía social, y nos parece que aquí hay una aportación también interesante en esta materia”.

Por su parte,  el vicepresidente de Derechos Sociales, Miguel Laparra, explicó que hay una serie de elementos diferenciadores de este Plan, como puede ser el impulso al emprendimiento. “Yo diría que es una forma de socializar el emprendimiento y extenderlo a amplios sectores del conjunto de la sociedad; y de focalizar los elementos de calidad y de calidad de la gestión; incorporar también una visión internacional en el ámbito de la economía social, incorporar también y desarrollar la innovación social -eso significa desarrollar iniciativas en el ámbito del I+D+I- todo eso en un proceso de expansión y modernización”, concluyó.