Publicado por: Coceta
Navarra / Numero_12 | lun 01 - Dic - 2008

Mapsa invierte en Orkoien

Mapsa, perteneciente a la Corporación Mondragón, ha invertido más de 10 millones de euros en una nueva nave de pintura y una célula de innovación en baja presión de aluminio. Con estas inversiones “refuerza su apoyo social por la consolidación de los puestos de trabajo en la comarca de Pamplona”.

Un grupo de visitantes recorre las instalaciones de la nueva planta de Mapsa

Un grupo de visitantes recorre las instalaciones de la nueva planta de Mapsa.

Las nuevas instalaciones le permitirán potenciar la actividad de la planta como proveedor de primeros equipos para el suministro de llantas a las cadenas de montaje de los más destacados fabricantes de automóviles.

Actualmente, la cooperativa suministra a 22 plantas europeas de fabricantes de primeros equipos de automoción. Las ventas previstas para este ejercicio de 2008 se elevan a 67 millones de euros, de los que más del 60% corresponderán a exportaciones.

La nueva instalación de pintura en Orkoien, de 4.500 metros cuadrados y con una inversión cercana a los 9 millones de euros, incorpora los últimos avances tecnológicos, con un sistema horizontal que mejora el acabado del producto y la homogeneidad de la pintura aplicada. Permite pintar las llantas de varios colores y con diferentes terminaciones. Además, se trata de un producto 100% reciclable y más seguro, ya que la llanta de aluminio evacúa mejor el calor y aumenta el frenado del automóvil. Cada pieza pasa por un pretratamiento químico de protección contra la corrosión antes de aplicarle una capa de polvo epoxi-polyester. Después, la pieza entra al horno y, una vez polimerizada, se le aplican dos capas: la primera de color y, a continuación, una laca transparente.

Las instalaciones cuentan con un laboratorio, un equipo de incineración respetuoso con el medio ambiente, que garantiza “cero emisiones” y “cero partículas”, y una depuradora de residuos.

En cuanto a la célula de innovación, permitirá controlar más eficientemente los parámetros que intervienen en la fundición del aluminio (caudal de agua, temperatura, tiempo de solidificación, temperatura del molde de la llanta, etc.), factores que influyen en la creación de la pieza y son determinantes para obtener un producto de la mayor calidad.

La nueva célula de innovación de Mapsa es la única con que cuenta la Corporación Mondragón en baja presión y estará integrada en Edertek, centro tecnológico de innovación de la división CHP de Automoción de dicha corporación.

La empresa, que ya en el año 2000 fue designada por Opel como “proveedor del año de llantas de aluminio”, cuenta con todos los certificados de calidad y normas medioambientales.

Mapsa, vinculada en los años ’50 a un grupo industrial, trabaja desde 1977 en la producción de llantas de aluminio. En 1991 pasó a formar parte de la Corporación Mondragón, y hoy vende a los principales fabricantes de automoción del mundo (Peugeot, Citroën, Opel, Seat, Toyota, Santana, VW, Renault, Saab, Ford, Volvo y Suzuki).