Publicado por: Coceta
Navarra | Lun 17 - Jul - 2017

María Isabel Catalán Parandiet: “Las empresas cada vez dan más importancia a la prevención”

ANEL.-/ La Asociación Navarra de Empresas Laborales (ANEL) ha celebrado una mesa de trabajo junto con Fraternidad-Muprespa en la que se abordó una gestión del absentismo centrada en las diferentes circunstancias de las personas que forman parte de la empresa y, muy especialmente en la prevención de riesgos laborales. Sobre este último punto, María Isabel Catalán Parandiet, directora provincial INSS-Navarra, subrayó que “todavía tenemos terreno para poder seguir analizando los sistemas de prevención, elemento fundamental no solamente por las consecuencias que pueda tener para la empresa sino, sobre todo, por las consecuencias que esta falta de medidas puede suponer para los trabajadores”.

Durante el encuentro, inaugurado por el presidente de ANEL, Ignacio Ugalde, tomaron parte María Isabel Catalán Parandiet, Directora provincial INSS-Navarra, Esteban Mate de Miguel, Subdirector general de Gestión de Fraternidad-Muprespa, Óscar País Marcos, Director de Prevención de Riesgos Laborales y Medioambientales en Fagor Ederlan Tafalla S. Coop. y José Ignacio Díaz Lucas, Director territorial norte Fraternidad-Muprespa. Además, para clausurar la jornada, tanto ANEL como Fraternidad-Muprespa, hicieron entrega de los diplomas a cinco de las doce empresas que han obtenido el incentivo por su compromiso con la disminución de la siniestralidad laboral y con la prevención de riesgos laborales.

Ignacio Ugalde, presidente de ANEL, agradeció la presencia de la Directora provincial de INSS-Navarra y presentó la jornada contextualizando el control del absentismo y destacando la importancia de una gestión del mismo centrado en las personas y en la prevención.

María Isabel Catalán Parandiet, Directora provincial INSS-Navarra, comenzó su intervención destacando que el objetivo del INSS es garantizar la salud de los trabajadores, además de la recepción de prestaciones cuando procedan. Pero la idea que recalcó fue la de la importancia de los sistemas de prevención laboral por las consecuencias que pueden derivar en los trabajadores.

La intervención de Catalán sirvió para hacer un repaso de los objetivos y actividades en los que trabaja el INSS. “Nuestro fin es la atención a los trabajadores así como el reconocimiento de las prestaciones derivadas tanto de contingencias comunes como profesionales. En cuanto a los campos y actividades en los que trabaja ISNN se encuentran la determinación de contingencias profesionales; la determinación de incapacidad permanente; la muerte de familiares derivados de contingencias profesionales y el procedimiento del recargo por falta de medidas de seguridad social”, explicó la directora.

Menos accidentes graves de trabajo gracias a la concienciación

“Las empresas cada vez dan más importancia a la prevención, al buen hacer de los servicios de prevención, ya que sin ellos no sería fácil poder disminuir la siniestralidad. Para ello, debe haber un buen estudio de los puestos de trabajo”. A raíz de esta concienciación, “desde los estamentos sociales se vio la necesidad de incentivar a las empresas que estuviesen adoptando y con buenos resultados en la prevención para lo que se publicó el Real Decreto de 404/2004, de 31 de marzo”.

Por último, la directora del INSS mostró a los asistentes una comparativa entre el año 2007 y el pasado 2016: “ha habido una disminución de los accidentes graves de trabajo debido a la concienciación en los sistemas de prevención de riesgos laborales. Así, en Navarra, en el año 2007 se abrieron 106 expedientes mientras que en 2016 hubo 58 expedientes, de los cuales 38 han sido derivados a Incapacidad Permanente. “Hay que tomar las medidas necesarias para que el trabajo se desarrolle en las mejores condiciones de seguridad tanto para los casos de accidente como para los de enfermedad profesional”, concluyó.

Empresa saludable

Esteban Mate de Miguel, Subdirector general de Gestión de Fraternidad-Muprespa, por su parte, centró su intervención en la contingencia común. Hizo un análisis basado en dos bloques: qué problemática va asociada al absentismo y cuál es el enfoque que están dando en Fraternidad.

Según Mate de Miguel, los factores que influyen en el absentismo se dividen en tres grandes bloques. El primero de ellos es el factor social, “ajeno a la gestión sanitaria y que tiene más que ver con el paciente. Los elementos que influyen son: el tipo de empleo; la edad y la cronicidad (a más edad, más duración de la baja, hasta un 20% más de duración)”.

El segundo aspecto es la gestión sanitaria, es decir, cómo se están financiando los sistemas públicos de salud y qué repercusión está teniendo en la salud global. Y, por último, los factores de gestión: existe una falta de conciencia sobre el absentismo y cómo influye en la sociedad. “No estamos concienciados de cómo un grado alto de absentismo puede afectar a la productividad de las empresas”.

Así, el enfoque que se le da desde la mutua se basa en tres líneas: la primera es la excelencia, la segunda es la activación de la empresa “queremos daros los elementos para que os convirtáis en un agente para mejorar la salud de vuestros empleados” y, la tercera es la activación del paciente: “que se conciencien de qué elementos de salud debe manejar”.

Para concluir su intervención, Mate de Miguel, subrayó que el futuro pasa entender que la empresa saludable es “algo dirigido específicamente sobre cada trabajador dependiendo de esos factores sociales”.

La clave de la prevención: la cercanía con todas y cada una de las personas

Por su parte, Óscar País Marcos, Director de Prevención de Riesgos Laborales y Medioambientales en Fagor Ederlan Tafalla S. Coop. centró su charla en el trabajo que están realizando desde hace un año en el tema de la prevención. Su objetivo como “prevencionistas” es “0 accidentes, que el trabajador salga de trabajar como ha entrado”. Para ello actúan sobre tres pilares fundamentales: las condiciones del puesto de trabajo; los procedimientos de trabajo (actividades habituales y las tareas no habituales, que aparecen por diferentes causas) y el tercero son los comportamientos de las personas, “es el más importante porque influye directamente sobre los dos anteriores”.

Para trabajar sobre los comportamientos en Fagor Ederlan Tafalla tomaron la decisión de definir un nuevo enfoque centrado en una comunicación directa y atractiva, además de reuniones específicas mensuales para tratar asuntos relacionados con la prevención. Pero sobre todo, la cercanía con todas y cada una de las personas que trabajan en nuestra empresa, porque cada uno tenemos una sensibilidad diferente. El objetivo es asociar prevención con ayuda, no con miedos ni con sanciones”, concluyó.

 270.000 millones de euros para las empresas en 2018

Para clausurar el acto, José Ignacio Díaz Lucas, Director territorial norte Fraternidad-Muprespa, explicó dos nuevos aspectos relacionados el Real Decreto 231/2017, de 10 de marzo. El primero de ellos se ha puesto en marcha para agilizar la concesión del bonus y “el objetivo del segundo es para que dentro del primer 5% no haya que justificar nada, se concede el bonus directamente. Este 2017 se han destinado 50.000 millones de euros para todas las empresas y para el año que viene están previstos 270.000 millones, lo cual, es una noticia estupenda”, opinó.

Por último, se hizo entrega de un reconocimiento a las empresas asociadas a Fraternidad-Muprespa en Navarra que han obtenido el incentivo por su compromiso con la disminución de la siniestralidad laboral y con la prevención de riesgos laborales: Conservas Martiko, S.A; Fagor Ederlan Tafalla, S.COOP.; Industrias Cárnicas Navarra; La Estellesa, S.A.; Mármoles Echeverría, S.A.; Norcaucho, S.A.; San Rafael Negocios, S.A.; Sasoi Eraikuntzak, S.L.; Transportes Aguirre Lostado, S.L.; Transportes petrolíferos coordinados, S.L.; Tudefrigo Logística, S.L. y  Xantelmar, S.L.

Pin It