Publicado por: Coceta
Numero_22 | mar 22 - Mar - 2011

Mercados y tendencias

DOSSIER. GRANDES TEMAS DEL COOPERATIVISMO

Cooperativa En Medio

Cooperativistas de la empresa vasca En Medio, dedicada a ofrecer servicios de transportes alternativos.

Un nuevo emprendimiento, pero ¿en qué? ¿Hacia dónde van los mercados? ¿Cuáles son las tendencias?

Las visiones son bien distintas según a quién se pregunte. Joaquín Lorente, uno de los más reconocidos publicistas de los últimos tiempos (su último libro, Piensa, es gratis, ha vendido miles de ejemplares y ha sido traducido a varios idiomas), se ha especializado en los últimos años en dar conferencias sobre tendencias ante públicos multitudinarios de empresarios: Y su visión actual no tiene nada que ver con el marketing. Según él, la tendencia es todo lo que implica el ‘ser’ y no el ‘tener’. “Estamos pasando por una evolución radical entre la generación del ‘tener’ y la generación del ‘ser”, dice Lorente. “Esto significa que los productos y servicios con más horizonte son aquellos que dan un retorno de íntimo y profundo bienestar. Al contrario del pasado, lo que se compra no sirve para impresionar a los demás sino para elevar la calidad de la vida íntima. Se venderá mucho más un tipo de vivienda donde no cuentan los metros cuadrados sino un entorno lógico de bienestar sin excesos; un tipo de vacaciones donde prima mucho más la experiencia que el gasto. Creo que el mundo va por ahí. Las generaciones del ‘tener’, de nuestros abuelos, ya no existen. El ‘tener’ exige demasiado sacrificio hacia lo desconocido: nos vendieron unas compensaciones del esfuerzo que no llegan o no existen. Viene la era de la subsistencia. Triunfarán también los sectores que sean capaces de ofrecer y vender potencialidad de ‘ser’ a través de la red. Por ejemplo: pequeños hoteles, iniciativas personales, turismo de diez habitaciones. Esto para los usuarios vende una potencialidad del ‘ser’. Ya no quieren ir a un Marriot, pagan mucho menos y se sienten mucho más cómodos en un pequeño hotel con menos de diez habitaciones”.

Otra de las ideas de Lorente se centra en la adquisición de tiempo libre, en Internet. “Primarán los negocios que te abastezcan de todo a través de la red”, dice Lorente. “Por ejemplo, que en vez de tener que ir al supermercado, hacer colas, apretujones, cargar peso, parking, etc., te sientes cada diez días en el ordenador, el súper te venga a casa y ganes tiempo libre. Esto potencia el ‘ser”.

Estudios

En sectores concretos, a simple vista, pareciera que las tendencias fueran hacia las nuevas tecnologías y hacia los productos ecológicos o respetuosos con el medioambiente. ¿Es esto verdaderamente así?

“Lo primero que le sale a la gente es decir: la tendencia son las nuevas tecnologías”, apunta Guirao. “Hay que tener mucho cuidado con lo que significan ‘nuevas tecnologías’. Si se juntan cuatro para crear páginas web se encontrarán con una competencia muy alta. Está abriéndose un mercado en el tema de las redes sociales, pero usado como una herramienta para algo que siempre se hizo: vender”.

En el caso de los productos o servicios ecológicos, como la energía renovable, Guirao advierte: “Es un negocio traidor, porque depende de los subsidios del Estado. Si desaparecen los subsidios desaparecen los beneficios. Personalmente, no creo que el mercado español esté aún preparado para el sector de los productos y servicios ecológicos, al menos por ahora”.

En resumen, la idea principal de Guirao es que es muy importante contrastar lo que uno piensa y las ideas preconcebidas con la realidad, estudiando a fondo cuánto se va a vender y cuál es la competencia en cada caso.

En Navarra, el Gobierno, a través de la Fundación Navarra para la Diversificación y el Plan Moderna, realizó varios estudios sobre tendencias del mercado, que han puesto a disposición de los ciudadanos. “Se han hecho estudios de perspectivas, y se han identificado varios sectores”, explica Alfredo Chourraut, asesor para la creación de empresas de Anel. “Estos son: salud (servicios sanitarios, bienestar y calidad de vida –relacionados con la Ley de dependencia–); servicios de apoyo a los emprendimientos; educación y gestión del conocimiento; economía verde (vehículos sostenibles, construcción sostenible, biomedicina); y nuevas tecnologías aplicadas a los productos”.

“Al contrario de antes, lo que se compra hoy no sirve para impresionar, sino para elevar la calidad de vida íntima”

El doctor en Economía Alejandro Inurrieta tiene identificados algunos sectores que, en los próximos años van a tener más posibilidades. Uno de ellos es el sector de la cultura. “Los fondos estructurales de la UE se orientarán hacia la industria cultural. Se ha visto lo rentable que es financiar actividades culturales para las ciudades europeas. Si los gobiernos financian la construcción de teatros y el consumidor sólo paga una entrada muy económica, luego también habrá consumo alrededor de esa actividad, en comercios de restauración, hoteles, etc.”.

Otro de los sectores identificados por Inurrieta es el de las personas mayores, no sólo por la Ley de Dependencia. “Vamos a un mundo donde cada vez habrá más personas mayores, y habrá que dedicarles productos y servicios específicos para ellos”, indica.

En línea con lo que decía Lorente sobre “crear tiempo libre”, Inurrieta pone como ejemplo algo que está en auge: servicios de gestión de trámites. “Lo hacen algunas empresas grandes o medianas”, explica Inurrieta. “Brindan a sus empleados el servicio de gestión: una persona va a hacer el trámite que el empleado necesite. Así se ‘hace un favor’ al empleado y se reduce el absentismo laboral”.

Redes y cooperación

David Pérez, director de la Federació de Cooperatives de Treball de Catalunya, tiene ubicados los sectores de más actividad.“Estamos detectando que casi un 50% de los proyectos están en tres sectores básicos”, explica. “Atención a las personas en un sentido amplio; sostenibilidad (energías renovables, consumo responsable, etc.); y las TIC (información y comunicación en consultoras de ingeniería)”.

Pérez también se refiere a la calidad de vida, como dice Lorente, en la forma de consumo, como una tendencia y un nuevo nicho al que hay que prestarle mucha atención: “El tema no está sólo en el tipo de actividad sino en cómo se realizan las compras”, explica. “Hay compras que ahora se hacen de una manera cooperativa, que permite optimizar recursos y satisfacer necesidades. Por ejemplo, está el consumo agroecológico. Cada vez hay más cooperativas de consumidores que se centran en la compra de productos locales”. Ese tipo de consumo, que requiere de un equipo que gestione, se traslada a otros sectores como la asistencia a la gente mayor. “No sólo se trata de iniciar una residencia sino de la coordinación en red de sistemas de ayuda mutua, que van a crecer de forma exponencial”, agrega Pérez. “Se prevén sistemas virtuales de intercambio. Otro ejemplo de esto podría darse en comunidades de autofinanciación (un grupo de personas que ponen dinero para prestarse mutuamente). Tendrá que haber personas encargadas de coordinar la actividad. El concepto de ayuda mutua va a crecer. Hay menos recursos y tenemos que continuar resolviendo necesidades con fórmulas imaginativas. El mundo cooperativo tiene una oportunidad. El imaginario sería ‘gestores para colectivos de personas que hacen demandas y aportaciones sobre necesidades concretas ”.