Publicado por: Coceta
Entrevistas / Numero_19 | Mar 25 - May - 2010

“Las cooperativas son un ejemplo de racionalidad económica y progreso social”

Leire Pajín Iraola (San Sebastián, 1976), vivió su infancia en Benidorm. Socióloga y militante desde la universidad, con sólo 15 años ingresó en las juventudes del Partido Socialista. Pronto Zapatero le encomendó la Secretaría de Movimientos Sociales. En el año 2000, con 24 años, encabezaba ya la lista del PSOE en la provincia de Alicante, convirtiéndose en la parlamentaria más joven de la historia de la democracia española. Fue presidenta de la ONG Solidaridad Internacional y una de las impulsoras de la legalización del matrimonio homosexual. En 2004, Zapatero la nombró secretaria de Estado de Cooperación Internacional, puesto que cumplió hasta ocupar el actual como secretaria de Organización del PSOE.

Leire Pajín

Leire Pajín: “Mantengo viva la relación con la economía social, desde hace años”.

PREGUNTA: Desde su responsabilidad como secretaria de Organización del PSOE, ¿cómo valora la situación actual española?

RESPUESTA: Mi percepción como secretaria de Organización no varía de la que tiene la sociedad española. Comparto con la ciudadanía la preocupación por la situación económica y, principalmente, por la situación de desempleo que viven muchas familias. Ese es el principal problema ahora, y en consecuencia, es la principal dedicación del Partido Socialista en este momento.

P.: ¿Cuándo tuvo conocimiento de la existencia de la economía social? ¿Mantiene alguna relación con el sector?

R.: Mantengo viva la relación con el sector de la economía social desde hace muchos años. Una relación, por cierto, en perfecto estado de salud, que inicié en el año 2000 siendo la responsable de Movimientos Sociales del Partido Socialista, que continué en el tiempo que desempeñé el cargo de secretaria de Estado de Cooperación, y que por supuesto, mantengo desde mi responsabilidad como secretaria de Organización. Es una relación de las que no he dejado de aprender en este tiempo. Recuerdo especialmente el trabajo para conseguir que la economía social estuviera representada en los órganos consultivos de la cooperación española que hasta entonces no tenían representación. Se trataba de hacerlo por reconocimiento y por eficiencia del sistema.

P.: Como ya conoce, las cooperativas de trabajo forman parte de la economía social. Próximamente, el Gobierno dará luz verde al proyecto de Ley de la Economía Social, iniciativa legislativa pionera en la Unión Europea que desde el sector se estima como una apuesta del Gobierno por la economía social. ¿Cuál es su opinión? ¿Cree que desde otros países pueda seguirse esta actuación?

R.: Efectivamente, la Ley de Economía Social es una apuesta del Gobierno socialista que culmina el trabajo realizado en todo este tiempo. Si no existen percances, antes de verano podría hacerse efectiva. Esa es la voluntad del Gobierno y la de todo el sector, que ha tenido un comportamiento ejemplar, de colaboración y apoyo al proceso que hemos seguido. Con esta Ley, pionera en el ámbito europeo, se establece el marco legal, se reconoce su importancia como motor de desarrollo económicosocial y como sector vinculado a la creación de empleo, un factor imprescindible en la actual coyuntura económica. Además, se establecerán los cauces formales de interlocución con las Administraciones Públicas y se reducirán las trabas burocráticas que han dificultado hasta ahora la creación de empresas. Una ley cuyo objetivo es respaldar la actividad y fomentarla para que pueda ser exportada. No es la primera vez que iniciativas tomadas en España han sido seguidas en el resto de países europeos.

P.: En estos momentos, donde el mantenimiento del empleo es quizá lo más relevante, ¿cómo valora la figura de la cooperativa de trabajo?

“Con la crisis, el sector ha dado muestras de poder incrementar su actividad, a pesar de las dificultades ”

R.: Me parece un ejemplo de racionalidad económica y progreso social. Se ha demostrado que es un modelo empresarial eficaz. Prueba de ello son las más de 19.000 cooperativas creadas en los últimos 10 años y los 200.000 empleos asociados a ellas; especialmente destacables, como decía anteriormente, en momentos como los que vivimos en esta coyuntura. De hecho, es importante destacar el papel jugado por el sector en esta crisis, que ha dado muestras de poder mantener, incluso incrementar, su actividad a pesar de las dificultades.

P.: El proyecto de Ley de la Economía Sostenible propugna un nuevo modelo productivo y económico. ¿Se ha pensado en la cooperativa de trabajo para realizar ese cambio? ¿Cómo puede contribuir la cooperativa de trabajo a ello?

R.: Las cooperativas de trabajo contribuyeron a la fase de crecimiento económico que se inició en España en la década de los ‘70 y estoy convencida de que volverán a tener un espacio destacado en el desarrollo del nuevo modelo de crecimiento que queremos para nuestro país. De hecho, la economía social y el cooperativismo en general, cumplen el cien por cien de los elementos a tener en cuenta en este nuevo proyecto: responsabilidad, compromiso, riesgo, iniciativa y valores. Es decir, democracia, igualdad y solidaridad.

P.: Desde su punto de vista, ¿está la sociedad española, educativa, formativa y empresarialmente preparada para afrontar el reto que conlleva la Ley de Economía Sostenible y ese cambio de modelo productivo?

R.: No tengo ninguna duda. Tenemos la sociedad mejor formada de toda nuestra historia y el tejido empresarial más cohesionado y más fuerte. Pero les digo más, nuestra sociedad ha demostrado que sabe asumir retos y que afronta los cambios con valentía y coraje, lo confirman los últimos 30 años de nuestra historia. Si se quiere ser ambicioso en las metas hay que apostar con proyectos que también lo sean.

P.: ¿Se ve en el futuro como socia trabajadora de una cooperativa?

R.: Podría ser, ¿por qué no? Conozco el sistema, pero además lo comparto y lo defiendo.

Pin It