Publicado por: Coceta
Europa / Internacional | lun 05 - Oct - 2015

CECOP acoge favorablemente las medidas de Europa para integrar a parados de larga duración

La Confederación Europea de Cooperativas de Trabajo Asociado (CECOP, por sus siglas en inglés), acoge favorablemente la propuesta de la Comisión Europea de una recomendación del Consejo sobre la integración de los parados de larga duración en el mercado de trabajo. Más de 4.000 cooperativas sociales en CECOP tienen como misión principal la integración laboral de grupos desfavorecidos, una gran parte de quienes son parados de larga duración.

CECOP acoge plenamente la propuesta de la CE para apoyar a los empleadores en la integración de los parados de larga duración en el mercado de trabajo a través de incentivos financieros y las alianzas con las autoridades públicas. Los estados miembros deberían garantizar que las cooperativas no son objeto de discriminación y que se pueden beneficiar de estas medidas como cualquier otra empresa. “Caracterizada por una alta permanencia en el puesto de trabajo y la fuerte estabilidad económica, las cooperativas en la industria y los servicios han demostrado, por décadas, que pueden ser aliados esenciales en la prestación de un profesional sostenible y a la integración social de los ciudadanos más desfavorecidos, teniedo también una gran capacidad de innovación en la cara de las sucesivas crisis económicas”, dice Diana Dovgan, oficial de Política de CECOP.

Principales tendencias y cifras de CECOP en la red de integración laboral de las personas desfavorecidas:

-En Polonia cerca de 1.000 cooperativas sociales fueron creadas por al menos una persona desempleada.
En Italia por lo menos 35.000 personas consideradas en situación vulnerable están empleadas por las cooperativas sociales;
En Bulgaria las cooperativas de trabajadores son el primer empleador para las personas con discapacidad;
CECOP se alegra de que la CE mencione las medidas de prevención. Algunos estados miembros, como España o Italia, han puesto en marcha incentivos para alentar las personas desempleadas para crear una cooperativa o compra la empresa en la que trabajan y que se cierra. En Francia, sólo en el año 2014 alrededor de 800 empleos se salvaron.

Hoy la juventud está dramáticamente afectada por el paro. Por eso, CECOP lamenta que no se prevean medidas para fomentar la creación de empresas, incluidas las cooperativas.

A pesar de las buenas características de las cooperativas, específicamente en la reintegración de los desempleados de larga duración, es necesario un entorno económico propicio para el crecimiento y el empleo. “Por lo tanto, exhortamos a los estados miembros a emprender un rumbo más claro de medidas de austeridad para llever a cabo un conjunto de políticas que favorezcan una nueva economía de Europa”, concluye Bruno Roelants, secretario general de CECOP.