Publicado por: Coceta
Europa | Vie 03 - Oct - 2014

El Proyecto Pactes presenta su “Maleta pedagógica” para quienes acompañan emprendimientos de economía social y solidaria

Cuatro organizaciones de diferentes países europeos han presentado en Bruselas “La Maleta pedagógica”. Se trata de un conjunto de once módulos de formación para enseñar y ayudar a quienes acompañan en emprendimientos de economía social y solidaria.

La Maleta es el resultado del intercambio y las adaptaciones metodológicas que las cuatro organizaciones realizaron durante un período de dos años, dentro del Proyecto Pactes, financiado por la Comisión Europea.

Participaron la asociación francesa de acompañamiento de iniciativas económicas y sociales Inter-Made (Marsella); la federación de economía social belga Saw-B; la asociación española de empleo colectivo en economía solidaria Proempleo; y la organización alemana de acompañamiento a la creación de empresas para personas desempleadas o en dificultades Lok.

Durante estos dos años las organizaciones fueron mostrando e intercambiando sus diferentes metodologías de enseñanza, que a su vez, pudieron ser evaluadas y mejoradas por todas las organizaciones miembros y por pequeñas entidades de los distintos países invitadas a participar en las reuniones.

Se realizaron reuniones en cada uno de los países y los viajes también sirvieron como base de intercooperación para las empresas participantes. En cada uno de los países donde se reunían organizaron visitas a empresas de economía social y solidaria en donde se pudieron conocer aspectos de buenas prácticas.

“El acompañamiento en economía social y solidaria ha sido un tema de reflexión interna de los cuatro socios”, explica Jean-François Herz, de Saw-B, encargado de presentar el proyecto en Bruselas. “Trabajamos en proximidad con los miembros de la economía social y solidaria. Por eso también nos hemos encontrado rotativamente en los diferentes países para ver de cerca el terreno. Hemos actuado juntos para compartir acción y visión. Y al final hemos incluido también a los emprendedores. Nuestro objetivo era intercambiar, compartir, transferir estos métodos de acompañamiento para la economía social. Queremos actuar sobre el entorno, para que sea más sostenible pero también para que ayude a trasformar la realidad”.

La Maleta Pedagógica

La Maleta elaborada consta de tres partes, con sus respectivas fichas técnicas de trabajo, en clases y/o talleres. La primera trata sobre las competencias iniciales que deben tener quienes acompañan la creación de empresas (sensibilización sobre economía social y solidaria, la idea de proyecto, el estudio de viabilidad, el test de lanzamiento, y la consolidación). La segunda está dedicada a los aspectos humanos del acompañamiento (la creación de vocaciones, el procedimiento de acompañamiento, la conducción hacia la autonomía, y la importancia de la intercooperación). La tercera y última parte incluye aspectos técnicos del acompañamiento (la realización del estudio de mercado, el modelo de negocio <<Canvas>>, los conceptos, presentaciones, pedidos de financiación, programación de objetivos, la elaboración de un modelo económico y una estructura, el acompañamiento de una gobernanza colectiva, la comunicación y comercialización y la construcción de un argumento de venta).

El proyecto incluye también una guía práctica de uso, disponible en la página web www.im-pactes.eu, así como fotos y notas relativas a los encuentros.

La Maleta ha sido testeada y evaluada por unos 150 profesionales de acompañamiento en la creación de empresas.

Economía social y solidaria en Europa

“Otro objetivo importante fue el poner en perspectiva la especificidad del acompañamiento a las empresas de economía social y solidaria”, agrega Herz. “Tiene sus especificidades respecto a el acompañamiento tradicional. Tenemos que tener una postura de acompañamiento comprometida. Sin esa postura no estamos sirviendo al objetivo. No basta con ser consultores, hace falta compromiso para hacer este acompañamiento”.

“La economía social tiene el objetivo de ser la regla y no la excepción”, añade Nuria del Rio, de la madrileña Pro-Empleo. “…hace falta recorrer también el camino de la “europeización” de los emprendedores, y de todas las personas que les acompañan. Hace falta comprender cuantos más contextos europeos mejor, salir del terruño, para ampliar horizontes y modos de hacer”.

Durante la presentación tuvo lugar también una conferencia de Erdmuthe Klaer, secretaria general de la European Network of Cities and Regions for the Social Economy, quien se refirió a la situación de las empresas de economía social en el ámbito de la Comisión y el Parlamento Europeo. Allí se debate actualmente el término “economía social” frente a “empresa social”, en los documentos y, por tanto, en las políticas. Organizaciones como la de Klaer consideran que el término “empresa social” crea confusión y desorden de políticas.

 

Pin It