Publicado por: Coceta
Nacional | Vie 21 - Abr - 2017

COCETA se suma a la reivindicación por una revisión del Sistema de Dependencia

La Confederación Empresarial Española de la Economía Social (CEPES) y la Federación de Residencias y Servicios del Sector Solidario (LARES) han firmado un acuerdo estratégico centrado en la calidad de los servicios por parte de las empresas y entidades de Economía social y del Tercer Sector que atienden a las personas en situación de dependencia.

Durante la firma del acuerdo, a la que ha asistido la directora de la Confederación Española de Cooperativas de Trabajo Asociado (COCETA), Paloma Arroyo, las organizaciones han reclamado que se actualice el Sistema de la Dependencia para contemplar a todos los modelos de empresa, tanto en la prestación de los servicios como en los órganos consultivos de la Administración, y han lamentado la mercantilización que se ha producido en los últimos años en los servicios prestados a las personas y el riesgo de atender a las necesidades de las mismas solamente con criterios lucrativos.

Las cooperativas de trabajo son una de las familias más importantes de la economía social. Entre este tipo de cooperativas, una parte destacable -600 cooperativas de trabajo de iniciativa social-, trabajan en la atención de las personas, en residencias de la tercera edad, centros de día, ayuda a domicilio, y asistencia a la infancia y la tercera edad.

Los presidentes de CEPES Juan Antonio Pedreño -quien también preside COCETA-, y de LARES, Juan Vela, han querido recordar que las entidades del Tercer Sector Social y las empresas de la Economía Social prestan servicios a las personas en situación de dependencia, incluso desde mucho antes de la entrada en vigor de la Ley que regula este sector en España.

Pedreño ha manifestado que “el papel relevante y prioritario que se ha ofrecido desde las empresas de Economía Social y el Tercer Sector Social en este sector de actividad, está viéndose relegado a un segundo plano por diversos motivos. Por una parte, un inadecuado desarrollo del Sistema en el que no se están teniendo en cuenta de manera especial los centros de la Economía Social y Tercer Sector, como exigía la Ley 39/2006; y por otra, por la priorización absoluta de criterios meramente económicos de las Administraciones al concertar los centros y servicios de dependencia con empresas y entidades privadas, sin utilizar las herramientas de cláusulas y criterios sociales que ofrece la legislación española (…). Por ello, debe proporcionarse un tratamiento especial a las entidades del Tercer Sector y a las empresas de la Economía Social en su proceso de integración y participación en la red de atención a la dependencia”.

Para Vela “desde las entidades representativas del Sector Social y de la Economía Social lamentamos que las necesidades de un colectivo históricamente desatendido, puedan estar ahora cubiertas por intereses meramente lucrativos, con el riesgo de una excesiva mercantilización de los servicios de dependencia”.

El presidente de LARES ha añadido que “la realidad está evidenciando que grandes empresas mercantiles y grupos inversores, nacionales y extranjeros, crecen a un ritmo acelerado en este nuevo mercado, copando el mismo sin la posibilidad de generar alternativas a este modelo de empresas. Es el fenómeno que empieza a denominarse como la -burbuja geriátrica-”.
LEY DE DEPENDENCIA

Ante esta situación, LARES y CEPES han unido fuerzas para que las empresas de Economía Social y las entidades del Sector Social tengan una mayor presencia e interlocución institucional en este sector.

Ambas entidades entienden que, transcurridos diez años de la entrada en vigor de la Ley de Dependencia, se requiere una actualización del marco jurídico que la regula, en el que se contemple expresamente la participación de la Economía Social y el Sector Social en la provisión de servicios, refuerce el papel adquirido por estas empresas como un pilar estratégico de nuestro modelo asistencial; así como se dé cabida en los órganos de carácter consultivo a todos los modelos de empresa existentes y que actúan con las personas en situación de dependencia.

Además, el Acuerdo suscrito entre las dos organizaciones se concreta en diversas actuaciones centradas en: promover el uso de cláusulas sociales y otros sistemas reservados en la contratación pública, recoger los intereses de la Economía Social en la negociación colectiva de este sector, difundir experiencias de éxito y buenas prácticas, medición de las magnitudes económicas en la oferta de servicios por parte de la Economía Social en este sector, así como de prospección y análisis de tendencias futuras de la demanda de servicios al respecto y, por último, la cooperación entre los agentes de Economía Social que participan en la oferta formativa para trabajadores de este sector de actividad.

LARES y CEPES confían en los resultados que generará esta confluencia de intereses comunes en el fomento, difusión y defensa de la Economía Social y el Sector Social en el ámbito de la Dependencia, tanto por la plena coincidencia de intereses en el sector de actividad, como por la defensa del modelo empresarial y social que representan, que tiene en la persona el centro de sus actuaciones, tanto desde la óptica de los clientes o beneficiarios finales de la atención, como la de los profesionales y trabajadores que prestan sus servicios en las entidades.

Pin It